Búsqueda personalizada

viernes, 29 de julio de 2011

Cholo Power


A riesgo de quedar como una marica irrespetuosa (sí, claro, una vez más) me atrevo a efectuar la siguiente observación:

El señor Humala podrá ser un orador bueno o malo, un presidente capaz o un improvisado, un embustero chavista o un Lula moderado.

Podrá ser todo eso y mucho más, pero lo que nadie, ni hasta la mismita Cuculiza fujimorista puede negar, es que Ollanta tiene unas piernas de espectáculo.

Oh my! Se ve que los trotes diarios hicieron efecto, tanto que si miro para abajo, más allá de los ojos del primer mandatario, soy capaz de olvidarme de la investidura presidencial y todo...

Sepan perdonar el exabrupto. No es más que un halago, y va con el mayor de mis respetos.

Chicas, ¿ustedes qué opinan?