Búsqueda personalizada

lunes, 20 de junio de 2011

Maldita ternura


¿Quieren saber qué hicimos Beto y yo un fin de semana entero recorriendo las calles de Buenos Aires arriba de mi Honda Fit?
Las partes aptas para menores serán emitidas brevemente en el aire de Panamericana. El resto, tal vez, lo subimos a youtube.
Hay entrevistas varias, declaraciones explosivas, guía turística de mi ciudad, guía gay de Palermo, desayunos, almuerzos, cenas, teatros, discotecas, caminatas, shopping, un adelanto exclusivo de mi nueva novela y mucho, muchísimo más.
Beto me cayó muy bien, digan lo que digan.
Me pareció un personaje tierno, incomprendido, de mirada triste, de semblante melancólico. Un provocador algo cansado que necesita estar tranquilo, dormir mucho, descansar.
Beto me resultó un buen tipo.
Y al que no le guste, que se vaya, que no mire, que no lea, que cambie de canal o se mude a otro blog.
Beto seguirá en la tele. Yo seguiré escribiendo (y tal vez en la tele también, por qué no).
Mientras tanto, otros y otras, desde el exilio, no podrán evitarnos.
I´m sorry for you, querida.
A llorar, a la iglesia.