Búsqueda personalizada

miércoles, 16 de marzo de 2011

Solo fue un mal sueño

Anoche soñé que me despertaba con mucho calor en una casa de Miami y encontraba a mi novio muerto en la habitación de al lado.
En ese momento no supe si su corazón dejó de latir por el avance de la fibrosis pulmonar, o por la fulminante cirrosis en su hígado.

Fue desesperante, pero afortunadamente desperté al toque pensado: que suerte estar tan lejos, que suerte saber que aquella pesadilla le tocará a ella y no a mí...