Búsqueda personalizada

jueves, 31 de marzo de 2011

Que no se malentienda

¡Yo no tengo nada contra la pobre niña!
¿Cómo me la voy a agarrar con un bebé?
No sean tontos y entiendan el humor negro y la ironía, si al fin y al cabo me estoy riendo de mí mismo.
By the way, I love babies y ojalá algún día yo también pueda tener uno.
Y hablando en serio, les deseo lo mejor a los nuevos padres, cero despecho como dijo la bruta de Magaly...

PRIMICIA ABSOLUTA

¡Nació el bebé de Rosemary!

¿Que cómo me enteré? Bueno, uno es periodista y tiene sus fuentes...

Aquí van unas bonitas frases que escribió el flamente padre (extraídas de sus e mails, que guardo con recelo) sobre su flamante novia y su flamante hija. Pobre niña, cuando sea grande y se entere de todo esto...

"Te ruego que me guardes el secreto, porque S duda si tenerlo".

"El embarazo es algo que me ha afectado mucho porque no estaba en mis planes y es un trastorno del carajo".

"Le dije: bueno, haz lo que quieras, aborta. La chica es una zarpada y me ha metido en un enredo del carajo (solo por querer fumarme un porrito, joder)".

"Entonces todo se enreda y se estresa y termino en una situación que no quería (viviendo con ella y un bebé), eso termina mal seguro".

"Digamos que mi plan siempre fue vivir solo. Luego quedó embarazada accidentalmente, yo ya he vivido dos embarazos en Estados Unidos sin ayuda doméstica y es un estrés de putamadre".

"Creo que es importante que S entienda que mantendré mi libertad y no soy ni seré su pareja porque no me seduce nada la idea de viajar con ella y menos con su bebé. Ella no ha comprendido en qué se está metiendo, pero yo sí tengo claro en qué no me quiero meter (porque ya estuve ahí dos veces y luego salir es re complicado)".

"No pienso dejar que el bebé me esclavice y yo sienta que por un capricho de esta pendeja he perdido mi libertad. No way".

"Que S engorde y se queje y vaya a sus controles ginecológicos y se vaya acostumbrando a que así nomás son las cosas".

"Te amo más que nunca. Gracias por entender el embarazo de S y tranqui que yo sabré manejarlo con inteligencia y ella se irá llevando algunos desengaños, pero al final estará feliz con su baby y sus cinco mil dólares mensuales".

"Cuento los días para que S regrese a Lima, y luego vendrás vos, que ilusión".

"Yo tengo clarísimo que el estres de S, el bebé, la nana y la mamá de S me acortarán lo poco de vida que me queda, así que querré a la bebita a la distancia".

"Vos me das paz en medio de tantas mujeres perturbadas a las que tengo que sosegar con dineros y más dineros".

Asuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu

miércoles, 30 de marzo de 2011

Politics

Amig@s,

No me quiero meter en política peruana porque no me corresponde.
Sin embargo, me atrevo a darles un humilde consejo a la hora de votar: un tipo del que yo estaba enamorado saldría muy beneficiado en caso de que gane la hija del chino.
Si quieren tenerlo de vuelta haciendo de las suyas por Perú y robándoles su plata mientras escapa a Miami diciendo que se tiene que bañar varias veces porque Lima es el asco puro, la mugre total, el cholerío en su máxima expresión... allá ustedes.
Revisen los archivos de su programa y entenderán un poco de lo que estoy hablando.
Más no puedo decir, lo siento.

martes, 29 de marzo de 2011

Medio millón

En el día de hoy, este humilde blog alcanzó las 500 mil visitas.
Y yo todavía no me lo creo...
Esta tarde sacaron un informe sobre mí en la tele argentina, y ahora me invitan de algunos programas de aquí.
¿Qué hago? ¿Voy? ¿Esandalizo a todos, como lo hice en Perú, o sigo disfrutando de mi anonimato porteño, de esta placentera vida de escritor sosegado en el tranquilo barrio de San Isidro?
Tal vez sea bueno que lo deje a criterio de mis lectores.
Si quieren pueden opinar, aconsejarme. Yo haré lo que el público diga.
Los quiero mucho. Gracias a todos y todas por leerme, no puedo creer que sean tantos.
Créanme que sin ustedes mi vida sería mucho más gris y triste de lo que es ahora.
Escribir este blog se me ha vuelto adictivo, no puedo dejarlo.
Gracias eternas.

Aclaro

Que el idiota que se hace pasar por mí en FB tiene el descaro de hablar de política peruana.
¡No le hagan caso!
Y ni se gasten en comentar este post aclaratorio, mejor comenten el anterior sobre el sábado, que está más divertido.

Friendship never ends!


Hola chic@s,

Es martes en la mañana y me acabo de dar cuenta que no les he contado nada acerca de mi estrambótico fin de semana.
Pues bien, vamos directamente al sábado en la noche, para no aburrirl@s.

Eran las siete de la tarde cuando comencé a mensajearme por el blackberry con un chico del gimnasio. Bah, lo de chico es un decir, porque el tipo tiene cuarenta años y algunas arruguitas que revelan muchas noches de living la vida loca.
Pero de cuerpo no está nada mal. Es jugador de tenis, era profesional, competía, y ahora se dedica a entrenar y preparar a nuevos talentos. Imagínense las piernas de alguien que pasó su vida entera peloteando en las canchas de polvo de ladrillo...
En fin, el tipo valía la pena, de todas maneras.
Tardé seis meses en hablarle y darme cuenta de que pertenecía al club de la Pelucha y la Carlina. Porque el man en cuestión no es nada amanerado, se hace el recio con las chicas del gym y cualquiera diría que es un macho con todas las letras. Pero, como siempre digo, ojo de loca no se equivoca, y desde el primer día que lo ví, intuí que había algo raro en ese hot tennis player.
Y no me equivoqué, of course!
La cosa es que mensaje va, mensaje viene, nos pasamos el msn y empezamos a chatear.
Tanto chateamos y choteamos que se nos hicieron las nueve de la noche y yo tenía que prepararme para salir a comer con mis amigos. Había quedado en pasar a buscar a Sani, la autora de la portada de Candy, por su depa de Palermo a las diez y media.
Y ya eran las nueve, ¡que horror!
Debía estar eligiendo la ropa, peinándome y maquillándome para salir divina como siempre, pero el tenista estaba dale que dale con el chat, que se ponía cada vez más hot y prometedor. Hasta que en un momento dije basta, y lo insté a vernos esa misma noche, en veinte minutos, en la puerta de su casa.
El tipo vivía en Belgrano, una zona muy pituca a mitad de camino entre mi depa de San Isidro y el de Sani en Palermo. Me quedaba perfecto para hacer una parada técnica, una visita higiénica.
Sin rodeos, le dije que me estaba subiendo al auto, que me iba a conectar al msn desde mi teléfono y que mientras yo manejaba, él debía darme las intrucciones para llegar a su casa. El tipo se freakeó mal, se dio cuenta que yo estaba más loco que el mismo loco con el que estuve de novio ocho años. Sin embargo, no se resistió a mis encantos y, en lugar de cortar la conversación, siguió haciéndose el interesante y preguntando idioteces, como por ejemplo, si yo estaba pasándome luces en rojo o violando el límite de velocidad. Así seguimos hasta que llegué a la esquina de su casa y salió a abrirme la puerta.
-Nunca hice una cosa así -me dijo.
-Yo tampoco -le respondí. Pero a veces está bueno hacer cosas medio locas por impulso, ¿no te parece?
Me dió la razón y me invitó a pasar.
La casa era divina, no muy grande pero bien moderna y decorada con muy buen gusto. Inmediatamente comprobé que se trataba de una loca con onda, no una loca bizarra como la Cacho, que ni me quiero imaginar la decoración de su depa... Bueno, no me quiero ir por las ramas. El asunto es que nos sentamos en el sofá y nos pusimos a hablar... bla, bla, bla. Que me fui de viaje a tal lado, que me gusta tal marca de ropa, que amo este restaurante peruano-japonés... ¡Dos locas insoportables!
Mientras hablábamos tremenda sarta de pelotudeces, yo miraba el reloj de reojo pensando en que mi amiga Sani me esperaría a las diez y media en punto en la puerta de su depa. Y si hay algo que no me gusta es dejar a la gente esperando, o peor, que me dejen esperando a mí. ¡No way!
Como veía que la cosa se iba a demorar un toque, le escribí a Sani diciendo que estaba quince minutos demorado. Me contestó que todo bien. Entonces me puse en acción y le acaricié la pantorrilla al tenista. Aluciné. Nunca había tocado una pantorrilla tan desarrollada.
-Wow -le dije. -Que buenos... ¿cómo se llama esta parte?
-Gemelos -me dijo.
-Ah sí, gemeleos, qué lindos tus gemelos...
Se rió y me dijo que nunca nadie le había hablado de una manera tan nerd. Me sentí un estúpido, pero seguí, ya estaba jugado. Desvié el recorrido de mi mano hacia arriba hasta que llegué a los muslos. Volví a elogiarlo, se volvió a reír.
Seguimos así, hueveando un poco, hasta que le dije que debía irme, que una amiga me esperaba y no podía fallarle. Entonces me abrazó y me dió un beso. Estuvo bueno.
Miré el reloj, iba a ser imposible cumplir con Sani. Le mandé un mensaje diciéndole que fuera directamente al restaurant y se encontrase ahí con el resto de nuestros amigos. Me contestó que todo bien, me preguntó si me había pasado algo malo, pero no alcancé a contestarle porque ya estaba demasiado enredado con el fucking tennis player.
Pero, lamento desilusionarlos, la cosa no prosperó.

Seguimos beso va, beso viene, tocadita va, tocadita viene (entretanto yo comprobé que tenía un culo divino y que de adelante venía bastante bien), hasta que pasamos a su cuarto, y en el trayecto nos topamos con un escritorio y con la salida a una terraza increíble que albergaba un jardín urbano espectacular. Me detuve en la puerta del jardín, y la loca no podía más del orgullo, así que comenzó a explicarme como había plantado todas y cada una de sus putas plantas y flores. Yo estaba maravillado porque amo los jardines, pero también sabía que no nos quedaba mucho tiempo, que tarde o temprano debía salir para el restaurate de Palermo y que a ese paso sería imposible llegar a complir con todo. Entonces miré el reloj -otra vez- y comprobé que me quedaban diez minutos, como máximo, para salir de aquella casa de Belgrano si no quería dejar plantados a mis amigos. Se lo dije, le avisé que no tenía mucho tiempo, que si hacíamos algo debía ser ya, y volví a besarlo.
Seguimos así unos minutos, hasta que los dos alcanzamos un punto de ebullición ineludible.
-Vamos al cuarto porque me tengo que ir -le dije.
-No me gusta que me apuren -me dijo.
-Mirá, voy a ser directo, o nos hacemos una paja ya o me voy en este instante, porque seguir así no puedo -lo apuré.
Y ahí el tipo empezó con sus perorata. Que el sexo no es algo así nomás, que le gusta tomarse su tiempo, que si me quedo toda la noche podríamos pasarla genial, que ya está grande para hacerse una paja a las apuradas como si tuviera veinte años...
Mientras decía todo esto se me bajó tanto que decidí que era hora de irme, de abandonar esa casa y dejar al tarado ese con su cháchara sobre la ceremonia sexual.
Seamos honestos: yo lo único que quería, a esa hora y en esas circunstancias, era vaciar el tanque, sacarme el gusto, botar la calentura, hacer el choque y fuga más rápido de mi historial amoroso. Y justo me vengo a topar con este personaje que, a juzgar por su discruso, era amante del sexo tántrico, largo, ceremonioso y muy duradero. No, no, no, ni loco, ni a palos -como decimos en Argentina- voy a dejar plantados a mis amigos por una noche loca con alguien que apenas conozco. No corresponde, mis amigos están primero, ya había quedado con ellos, había esperado toda la semana para verlos, comer juntos, tomar un vino y reírnos de nuestras penas.
Mientras el tenista seguía hablando huevada y media, yo me terminé de poner los zapatos, busqué mis llaves y mi celular y bajé las escaleras hasta la puerta de salida. Mañana seguimos, le dije, y volví a manosearlo un poco. Ay, ay, ay, lo que tuve que aguantarme para no seguir...
Cuando llegué al restaurante Piola de Palermo Soho, Sani y otros dos amigos ya estaban terminando su plato. Dami, el más gracioso de los tres, me dijo: ¡Limpiate la boca, sucia! y nos reímos a carcajadas. Después, les juré que no había hecho nada, que el acto no había sido consumado porque no quería dejarlos plantados.
Entonces brindamos por la amistad, empezamos a tomar y les conté todo lo sucedido con lujo de detalles. No terminé con el tenista, es cierto, pero las siguientes horas de risas y chismes fueron mucho más placenteras que cualquier orgasmo (perdón, ¿se puede decir esa palabra en un blog?).

lunes, 28 de marzo de 2011

Candy 7 y 8



Acabo de subir dos capítulos cortos, ¡para que no les quede chico!

Ojalá les gusten...

www.candylanovela.blogspot.com

pd. en la foto estoy con mi amiga Sani, que ilustró y diseñó la portada de Candy

domingo, 27 de marzo de 2011

Fashion tips



¡Atentas chicas, regresa el animal print!

¿Alguien reconoce a esta bella modelo?

¿Será la auténtica diosa de ébano?

viernes, 25 de marzo de 2011

Quiz!



Querid@s lector@s:

¿A qué personaje de la farándula lorcha les hace acordar esta foto?

Por cierto, la imagen pertenece a la peli White Chicks, en la que dos morenos policías se disfrazan de niñas rubias para resolver un caso.

¡Porfa voten tod@s, que sus comentarios son un deleite para mis ojos!

miércoles, 23 de marzo de 2011

Top five: locas traumadas



Hola amig@s,

Es miércoles en la noche, estoy algo aburrido y con ganas de cantar mis verdades a los cuatro vientos.
La intención de este ranking no es señalar a las maricas, acusarlas de no salir del clóset y obligarlas a gritar ¡Soy gay!
Pero todo el que trabaja en los medios de comunicación tiene una responsabilidad social. Por ser un personaje público, se convierte en referente de miles de jóvenes y, en cierta medida, marca algunas pautas de lo que se conoce como la Opinión Pública de una sociedad.
Hago esta aclaración para que se entienda que el motivo de este post no es iniciar una caza de brujas (o de locas, mejor dicho), sino poner sobre el tapete un debate acerca del comportamiento hipócrita de ciertos personajes televisivos, y cómo este accionar, esta doble cara, afecta al público que los sigue.

En fin, vamos a lo divertido:

1- La Pelucha

Todos lo saben, no hay quien no lo haya comentado. Sin embargo, él insiste en darse piquitos con la Sofi, y su padre dice en El Comercio que espera nietos de esa chica tan bonita. La pregunta es, ¿Por qué tanta hipocresía? ¿A quién le tienes miedo, linda Pelu? Yo estuve en Madrid mucho tiempo, conozco el barrio gay de Chueca como la palma de mi mano, y allí has dejado novios, amantes y un nutrido grupo de locas con las que salías a diario. En las fotos de Magaly en las playas españolas apareces entre su séquito de locas, todas portando diminutos trajes de baño y esculturales cuerpos a fuerza de anabólicos y mucho gimnasio.
Sal del clóset o lo no hagas, a mí me da igual. Pero debes saber que sería un buen ejemplo para muchos jóvenes confundidos -que hasta piensan en quitarse la vida por ser gays-, que dijeras que tu lo eres y que llevas una vida feliz. En lugar de eso, lo que ven esos chicos en la caja boba es que para triunfar en la tele debes darte besitos con mujeres y pretender que son tus enamoradas.
Es todo muy triste, tan triste como lo debe ser tu doble y patética vida en Lima.

2- La Carlina

Ir de la mano con la hija de Alan a los eventos parece haberte dado buenos resultados. Sin embargo, mostraste la hilacha al censurar una parodia del talentoso Carlos Alvarez. Si no tuvieras nada que esconder, no te habrías molestado tanto, ¿no, loca histérica?

3- La Bayly

Debo reconocer que, al menos en un momento de tu vida, saliste del clóset y no te importó lo que pensaran en la pacata Lima de aquel entonces.
Sin embargo ahora, un poco por las pastillas, otro por tu ridículo deseo de ser presidente y otro tanto por la fortuna heredada por tu mami (la cucufata del Opus, según tus propias palabras), sales a gritar a los cuatro vientos que tienes novia y te has vuelto completamente heterosexual.
Hay dos frases tuyas muy reveladoras, que sirven para ilustrar este comentario: "Ahora que comienza la campaña necesito una primera dama, y Silvia encaja perfecto...". "Ahora que mi madre es rica, necesito que me vea con una chica, sino me deshereda la vieja..."
En fin, Jaimito, te deseo lo mejor con tu paternidad y tu nueva vida de comercial de detergente. Pero a mis lectores, que no les gusta la doble cara, les dedico una línea muy popular en Argentina:
"A Bayly le gusta más la pija que el dulce de leche".

4- La Bertie:

Pobre Diego, es una víctima del loco. Se lo cogió de jovencito y luego cargó con esa cruz por el resto de su vida. No hay mucho que decir sobre este tema, salvo un dato de color: Diego la tiene muy grande, más que yo, y el loco hasta el día de hoy se hace pajas pensando en esa p... adentro suyo. Lo firmo, lo ratifico y pongo las manos en el fuego por lo que estoy escribiendo. Asuuuuuu.

5- La Corbacho

Si bien este puto argentino salió del clóset de todas las maneras posibles, el presente ranking está dedicado a las locas traumadas, y vaya si ésta es una de esas.
No por estar en el clóset, obviamente, sino porque una chibola trastornada le robó el marido y la dejó sola, sin casa y sin trabajo, con la única misión de vengarse como loca despechada y salir a contar por cuanto medio haya los entretelones de su patética telenovela. Sigue así, flaca fea, con suerte alguien se fije en ti y te contrate en la tele chicha, o tus libritos de morondanga se publiquen con algo de éxito en el Perú.
Un poco de autocrítica nunca viene mal, ¿cierto?

pd. La foto adjunta es real, no trucada, y fue tomada por quien escribe en Montevideo, Uruguay. Presten atención al cartel de atrás, que dice "La pasiva".
Es muy revelador...

Candy Nº 5

Acabo de subir el quinto capítulo de Candy.
Porque además de chismoso, se supone que soy escritor...
¡Ojalá les guste!

www.candylanovela.blogspot.com

martes, 22 de marzo de 2011

Que pena...

Lo de la Barzotti.
Iba a acompañarla en su primer programa, parecía muy buena onda, no sé qué habrá pasado...
Pero bueno, es el destino.
Ahora, por el momento, parece que no voy Lima, buhhhh

lunes, 21 de marzo de 2011

Qué noche la de anoche...



Esta foto puede dar lugar a confusiones o malos -muy malos- entendidos.

Por eso, paso a explicarles:

Resulta que el sábado pasado, mi amigo Jon (un gringo hotelero rico de 45 años que vive en Buenos Aires y quiso ser mi novio pero yo le dije que no, que sólo amigos porque no me daba la moral para engancharme con alguien mayor again) hizo una fiesta de máscaras en su mansión de San Telmo.
Yo, tonto como siempre, fui sin mi máscara veneciana (porque no tengo una y pensé que nadie respetaría el puto dress code) y al llegar me di cuenta de que era el UNICO que andaba con la mirada al descubierto.
Por suerte, mi amiga Nat (la diosa rubia cantante de Pinkat que el loco entrevistó en Bogotá y con quien quiso hacerse el machito entrador y terminó recibiendo un merecido cachetazo por parte de ella) llevó su arsenal de maquillaje y juntos improvisamos esta máscara al mejor estilo Amy Winehouse-Lady Gaga-Coco Marusik-La Pelucha trasvestida en Madrid.
El resultado está a la vista: quedé más mamarracha que Carlín haciendo (¿haciendo?) de loca en La jaula de las locas.

Pero no todo fue ridiculez y extravagancia aquella noche, y mi máscara estilo Drag Queen rindió sus buenos frutos: en la fiesta en cuestión había un italiano DIVINO que se fijó en esta loca semi trasvestida (a falta de una auténtica máscara veneciana) y me bailó arrimadito toda la noche una espantosa música ítalo dance que nunca comprendí, hasta que dieron las cuatro y comenzó a besarme frente a todas las distinguidas damas y caballeros enmascarados amigos del topísimo gringo Jon.
Yo, ni lerda ni perezosa, le seguí en juego al italiano -by the way, rubio de pelo enrulado, ojos celestes, cuerpo presentable y una carita requete cutie- y ofrecí un espectáculo muy gay a todos los presentes, dejándome besuquear y chuponear (y hasta toquetear) por el tano calentón.

Cómo terminó la cosa, se preguntará más de un lector morboso...
Paso a contarles: la noche culminó en su casa de Palermo -Soho, que le dicen ahora- con unos toqueteos y demases, hasta que todo acabó (if you know what I mean) y el hot blond italian cayó rendido sobre mí y se quedó dormido a los pocos minutos. Pasó una media hora hasta que intenté despertarlo para largarme de ahí lo antes posible, pero todos mis esfuerzos resultaron en vano: míster Europa 2011 continuó roncando sin dar señales de vida, mientras yo lo zarandeaba y hasta llegué a levantarle la voz a ver si reaccionaba.
Nada. El tipo quedó privado, y yo encerrado en su casa de Palermo sin encontrar las putas llaves.
Revolví todo hasta que di con el llavero, logré salir y, desde afuera, comprobé que no se podía cerrar la puerta sin cargar las llaves con uno. A esa altura de la noche (en realidad, de la mañana), estaba tan harto de todo que dejé la puerta abierta, coloqué las llaves sobre la mesa y abandoné la casa, dejando al acecho de cualquier extraño un par de laptos, un I phone, un I pod y varias cosas más de un valor no menor.

Pido disculpas públicas al pobre tano (después supe que no le robaron nada, por suerte), pero en mi defensa puedo decir que intenté despertarlo por todos los medios, y que vaya uno a saber qué drogas se tomó para quedar así de privado, con un extraño en su casa bastante loco y despechado como para contarlo todo al lunes siguiente en su puto blog homosexual.

He dicho.

sábado, 19 de marzo de 2011

No soporto...

Ver a la Carla Carlina haciéndose el winner...
Oye, marica reventada, fea como tu madre, si te habré visto pululear en los antros gays fuera de Perú, donde nadie te conoce y nadie te levanta porque eres un engendro más espantoso que el cuco mismo.
No te hagas el ganador, te lo ruego. No hagas alarde de tus pedorros diez puntos, que no le has ganado a nadie. Eres más trolo que la Cacho, menos sexy que una ameba y más arrogante que el gordo empastillado.
Pretendes, como él, que en Frecuencia Marica (perdón, Latina) todos te rindan pleitesía; que el genial Carlos Alvarez no se burle de tus mariconadas y que Miyashiro o Butters no se atrevan a rozar el tema de tu cuestionada sexualidad.
Eres tan falsa como la Pelucha, tan traumada como la Bayly y más pasiva que el Toño ese que sale en tu canal.
Déjate ya de joder, Carloncha. Sigue haciendo tus mamarrachadas disfrazado de huevo, y si sientes que todo el mundo te dice marica, llama de nuevo a tu amiga la Jaime a ver si te consigue una de sus noviecitas de alquiler.
Ahora que ocupas su horario, no me extrañaría que aprendieras a seguir sus pasos.
En fin, ya me descargué contigo. Y como decimos en Argentina... ¡dejáte de joder, loca traumada!

viernes, 18 de marzo de 2011

Candy in Vogue



En la edición de marzo de Vogue hicieron una reseña de mi libro Candy.
No puedo explicarles la emoción que he sentido al ver mi obra reflejada en una revista que leen millones de mujeres.
¡Gracias Eva Hughes!
Creo que no se puede leer el archivo escaneado, pero al menos podrán ver el diseño y las fotos.

Por cierto, acabo de subir el tercer capítulo de Candy al blog. (www.candylanovela.blogspot.com)

Besos, ¡buen fin de semana!

jueves, 17 de marzo de 2011

Cambio, vendo, permuto


Modelo ´65, carrocería abultada y en pésimo estado, interiores demacrados, bujía con cirrosis, motor infectado (es necesario un pulmotor para hacerlo funcionar), arranque malogrado, punto muerto permanente, alteración repentina de la palanca de cambios (roza la bipolaridad), acelerador incontrolable, frenos en mal estado (te frena cuando quiere), espejos retrovisores alterados (sólo se mira a sí mismo y nunca deja que tú te mires), radio en encendido continuo (nunca se calla), sistema eléctrico alterado por los psicofármacos, airbag interior (se los tragó todos y así quedó, hecho un pez globo), caño de escape abierto (muy abierto) y lubricación en perfecto estado. Carro importado de Perú, aunque odia su tierra y se alucina gringo.

Cambio por modelo ´80 preferentemente, con todos los papeles en regla, el motor bien aceitado y la carrocería sin abolladuras.
Sistema eléctrico (nervioso) en perfecto estado y libre de químicos (sin excepción).

A los interesados, comunicarse con esta dirección de correo electrónico, adjuntando foto tamaño grande y récord de antecedentes.

Muchas gracias.

miércoles, 16 de marzo de 2011

Solo fue un mal sueño

Anoche soñé que me despertaba con mucho calor en una casa de Miami y encontraba a mi novio muerto en la habitación de al lado.
En ese momento no supe si su corazón dejó de latir por el avance de la fibrosis pulmonar, o por la fulminante cirrosis en su hígado.

Fue desesperante, pero afortunadamente desperté al toque pensado: que suerte estar tan lejos, que suerte saber que aquella pesadilla le tocará a ella y no a mí...

Candy 2

Acabo de subir el segundo, ¡gracias por leer!

http://www.candylanovela.blogspot.com

martes, 15 de marzo de 2011

FB falso

Hoy me metí desde mi FB personal (es personal, no para fans, no existe tal página oficial) a la cuenta de FB del tonto que se hace pasar por mí diciendo que es la página oficial, y lo denuncié varias veces.
Pongo este comentario aquí para que vean que lo ocurrido hoy en la cuenta de ese impostor es real.
Gracias.

La mala educación



Hace unas semanas fui invitado a Lima para salir, por primera vez, en la tele peruana.
Como todos saben, la anfitriona no fue nada más ni nada menos que Magaly Medina, la chismógrafa number one de la tierra Inca.

Muchos de ustedes, mis fieles seguidores, me advirtieron que tuviera cuidado con ella, que no era una persona de fiar y que a la primera oportunidad que se le presentara me clavaría un puñal por la espalda.
Tuvieron razón. Como siempre, el pueblo tiene la razón, la calle no se equivoca.
Sin embargo, no podría decir que la renovada urraca me arrinconó.
Quiso, pero no pudo, no le dió.

Se comunicó con el loco sin avisarme, le contó que tenía mails entregados por mí -en forma confidencial- a su producción, y se las ingenió para que él le enviara una tanda propia de correos supuestamente dilapidarios con la intención de hacerme quedar en ridículo.
Que pena por ella -y que suerte para mí- saber que no logró su cometido.

Durante la entrevista sacó de la galera los mails del loco, intentó sorprenderme con ellos, ponerme en apuros y hasta acusarme de chantaje. Nada de eso fue posible.
¿Por qué? Por varias razones, a saber:
Primero, no tengo nada que ocultar, no he mentido en ningún momento ni hay en mi precaria historia de vida una verdad oculta que sacar a la luz.
Segundo, la popular urraca estaba demasiado ansiosa con el debut, algo contrariada por la baja sintonía de los últimos tiempos y muy temerosa de cada paso que daba, supongo que, en parte, debido a su reciente historial carcelario. En resumen, los nervios le jugaron una mala pasada.
Tercero, la señora Medina es una pésima entrevistadora.
Sabe hablar mal de la gente cuando está sola frente a cámara -como lo hace cualquier vecina en la puerta de su casa-, es muy valiente cuando sus urracos la nutren de ampays incendiarios contra personajillos de la farándula -siempre y cuando no sean poderosos que la puedan volver a meter presa, o amiguitos peluchescos que le recuerdan a cada ratito lo muy reina que es- pero no tiene la más puta idea de lo que es una entrevista.
No sabe repreguntar, no mantiene el hilo de la conversación y no se atreve a mirar a los ojos de su interlocutor.

Magaly, fiel a su estilo, se perdió entre papeles cuando me tuvo al frente, preguntó de manera pobre y desordenada en todo momento y cortó el reportaje con un abrupto adiós, sin dar lugar a los agradecimientos ni despedidas de rigor y cortesía.
Todo el tiempo estuvo pendiente de lo que Ney, su fiel compañero, le apuntaba detrás de cámaras, y cuando terminó el programa se escabulló sin siquiera darme las buenas noches.
Luego, al día siguiente o al otro, se encargó de burlarse de las amenazas a mi familia diciendo que no eran creíbles y hasta me llamó loca despechada cuando entrevistó a su amiga de juergas, la fiel Ximenita.

¿Por qué, señora Medina, no me profirió dichos insultos face to face?
¿Qué la llevó a tomar partido por el poderoso Mr. B cuando cuando yo no estaba presente en su set?
¿No hubiera sido más divertido, profesional, valiente y educado decirme todo en la mera cara?

Ya lo decían ustedes, mis queridos lectores: la urraca te clavará un puñal por la espalda.
Te llevará a una increíble suite, te pagará unos interesantes honorarios -nada del otro mundo, aclaro-, te recibirá amablemente en su camarín, no dejará que ningún otro medio hable contigo y al día siguiente, cuando estés sufriendo las demoras en el aeropuerto limeño, despotricará contra ti llamándote loca, despechada y mentirosa.

Esa es su manera de proceder, su forma de manejarse en la vida.
Será la ambición, la maldad que ella misma promociona en sus spots, o simplemente su mala educación.
Será esa falta de cortesía que mostró al momento que nos vimos por primera vez, cuando le obsequié un costoso perfume de Hermès y ni siquiera se molestó en abrir el paquete, ni siquiera me lo correspondió al aire o me mandó una nota de agradecimiento por alguno de sus secretarios, como hizo la señora Susana Giménez cuando le regalamos el mismo perfume el día que el loco visitó su set.

Magaly querida, te doy una pequeña lección de buenos modales, a falta de un tutor o encargado que te enseñe:
Cuando alguien te hace un regalo, debes tomarte la pequeña molestia de abrirlo -por más insignificante que sea y más diva que tú te creas- decir "qué bonito" -por más que no te guste- y luego guardarlo y pasar a otro tema, a otra cosa mariposa.

Eso hace una señora, eso hace una diva. Eso hizo Susana, por ejemplo.
Eso no has hecho tú, por ejemplo...

En fin, que por lo demás me corresponde agradecerle a Ney, que se ha portado muy bien conmigo en todo momento, y al bueno de Panchito, tu productor, que ha sido uno de los hombres más amables y querendones que conocí en Lima.

Supongo que ahora estoy fregado, que tendré urracos persiguiendo a mi madre o que me destrozarás un poquito cada día en tu sintonizado programa.
Qué más da, si como bien te dije en tu set, estoy más loco que el propio loco, todo me tiene sin cuidado y no me importa que medio Perú me odie y me llame loca despechada.
No importa nada porque aquí tengo, cada día, a muchas peruanas y peruanos que me leen y me quieren de manera genuina.
Y en casa tengo, en todo momento, a una familia que me apoya y no tiene la más pálida idea de quién es la popular urraca.

Dios los guarde en su inocencia...

lunes, 14 de marzo de 2011

Lanzamiento Candy


Hola a todos y todas.

Acabo de subir el primer capítulo de Candy al otro blog,

http://www.candylanovela.blogspot.com

Aquí les paso el texto de contratapa y la portada oficial.

A quienes puedan, les recomiendo imprimir los capítulos en papel, para leer más tranquilos, a la antigua.

El miércoles va la segunda entrega. Los capítulos se publicarán los días lunes, miércoles y viernes.

¡Ojalá les guste!

Muchos besos.


Candela es madre soltera, vive con sus padres y su hija y sueña con una vida de revista que parece inalcanzable. Inés y Alberto llevan un matrimonio eterno, cargado de frustraciones y cuentas pendientes que siempre quedan postergadas. Miguel está recién casado y siente la necesidad de alejarse de los problemas familiares para intentar ser feliz. Martín se debate entre asumir su sexualidad y cumplir con los mandatos de una sociedad conservadora.
Candy cuenta la historia de la familia Vidal, atravesada por un inesperado dolor que cambiará sus vidas para siempre.
Inspirado en un hecho real, este relato intenso, por momentos desgarrador, no deja de lado la ironía y el humor ácido a pesar de las terribles circunstancias que narra.

“Entonces madre e hija lloraron abrazadas, sintiendo el dolor de la derrota, el terror a la muerte que se anunciaba con más fuerza. A los pocos segundos, Clarita comenzó a gritar desconsoladamente, como si entendiera todo, y el llanto de esa niña, tan primario, tan inocente, bastó para que Candela hiciera lo imposible por secar sus lágrimas y fingir que todo estaba bien. Inés también sintió la urgencia de recomponerse, la responsabilidad de estar entera para que el resto no se desmoronase. Así, las tres se fueron calmando de a poco, y luego Clarita hizo otra de sus monerías, logrando robarle una sonrisa a su madre y a su abuela.”

domingo, 13 de marzo de 2011

Hoy en El Comercio...

Presiento que esta entrevista me va a costar muy cara, pero así de tonto soy.
Ojalá les guste.
Bueno comienzo de semana para todos y todas.

http://elcomercio.pe/espectaculos/727008/noticia-luis-corbacho-quedo-descontento-su-entrevista-magaly-medina

sábado, 12 de marzo de 2011

Pool party




Ayer mi amigo Jon (el de la foto) hizo una pool party en su casa.

La pasamos genial, todavía hace mucho calor en Buenos Aires.

Una amiga nos tomó esta foto que hoy comparto con ustedes.

¡Para el lunes se viene la primera entrega de Candy!

Creo que mañana en la edición impresa de El Comercio sale el reportaje que me hicieron.

Ya les cuento...

Besos, ¡buen finde!

viernes, 11 de marzo de 2011

Candy

¿Les gustaría leer Candy en formato blog?

Es la única manera que se me ocurre de dárselos en forma gratuita...

Esta es la dirección que había creado para la novela, puedo usarla para subir ahí un capítulo diario o semanal, no sé, ¿qué opinan?

¿Les molesta el fondo negro para leer?

¡Espero sus comentarios!

http://candylanovela.blogspot.com

jueves, 10 de marzo de 2011

Me cuentan...

Que la enana estuvo escribiendo idioteces sobre mí en su blog.

No voy a contestarle, porque el atentado de su noviecito surtió efecto y no pienso hablar más de ellos mientras esté en riesgo mi familia.

No me sorprende que no le importe mi sobrina, qué se puede esperar de una mujer que separa a un padre de sus hijas...

Sólo te digo esto, enana de mierda: le llega a pasar algo a Cata y te mato con mis propias manos, estés o no embarazada, seas o no madre o lo que chucha fuera, ¿entendido?

Ahora piérdete enana, que me das náuseas.

miércoles, 9 de marzo de 2011

Butters

El señor manteca quiere desmariconizar la televisión.

Yo quiero desgrasarla, así que ¡fuera bola de cebo!

Limado

En lenguaje porteño, una persona limada es alguien que está loco, quemado, frito.

Yo siempre estuve limado, siempre tuve "un lime" impresionante.
Ahora Lima no sale de mi cabeza.
Estoy limado por Lima.

Hubiera querido permanecer más tiempo en esa melancólica ciudad que disfruté solo dos días y que ya extraño.
Lima la horrible, como le decía un novio que tuve, a mí me parece un lugar fascinante.
Hay algo raro entre esta loca despechada y la capital peruana.

Siempre que estuve ahí me sentí como en casa, cada vez que escucho hablar a un peruano me doy vuelta contento y le pregunto de dónde es, y ahora, que no debería tener más relación con esa ciudad, sigo embobado con la prensa chicha y miro sus programas por youtube.
¿Qué me pasa con Lima?
¿De dónde viene esa especie de obsesión por lo peruano?
¿Será que el amor dejó en mí una marca indeleble?

No tengo respuesta a estas preguntas.
Solo sé que me siento un poquito peruano cada vez que entro al blog y leo los cientos de mensajes de apoyo y cariño que ustedes me envían.
Solo puedo decir, a riesgo de sonar adulador, que no me siento muy cómodo con la arrogancia de muchos argentinos ni con el fanatismo de los cubanos de Miami. También, podría asegurar que en Madrid, por más nacionalidad española que tenga, siempre me miran como ciudadano de segunda y deslizan algún chistecito xenófono contra los sudacas en cuanto tienen la oportunidad de hacerlo.

Así de idiota soy: no me hallo ni en Buenos Aires ni en Miami ni en Madrid, y mucho menos en Santiago, donde intenté en vano vivir por unos meses, soportando un acento que sólo me recuerda el rechazo que mi hermana Candy sentía por esa ciudad cuando le tocó vivir ahí por dos años.

¿Y qué onda Lima?, me preguntan mis amigos argentinos.
Pues no sé, contesto. Estuve muy poco tiempo y me quedé con ganas, pero yo ahí no duro vivo ni una semana, respondo.

Lamentablemente, es así.
Y digo lamentablemente porque me hubiera encantado explorar un poquito más esa ciudad que me tiene embobado, que me convirtió en un auténtico limado. Hubiera sido genial pasar ahí más tiempo, conocer a mis lectores, ir a una disco, salir con chicos, darle un beso a Peluchín...

En Lima respiré progreso y buena energía. Noté un pueblo contento, con ganas de salir adelante, de trabajar y hacerse respetar en nombre de los infinitos años de sometimiento que han sufrido.

Los argentinos tenemos mucho que aprender de los peruanos.
Debemos trabajar más, creernos menos el cuento de que somos geniales y callarnos un poquito la boca. Debemos agachar la cabeza y ser conscientes de que nos estamos quedando atrás, de que nuestros pueblos vecinos como Brasil o Perú siguen avanzando y a nosotros se nos viene la noche.

Perú crece y mi amor por Lima se hace cada vez más evidente.
Porque en los últimos meses allí perdí al amor de mi vida, pero gané miles de amigos y amigas que me apoyan como nunca nadie lo había hecho. Y en honor a ellos escribo estas tontas palabras y les digo que siempre los llevaré en el corazón, y que algún día, cuando todos se olviden de mí, pasearé por sus calles de incógnito y recordaré que hubo un tiempo, por más corto que haya sido, en que muchos peruanos supieron quién soy.

¡Hasta siempre!

lunes, 7 de marzo de 2011

El duelo que duele

Escribo esto porque me conmueven los comentarios de ustedes, mis queridos lectores.

Es cierto lo que dicen, si no hablo del loco y la enana, supongo que estaremos a salvo.
Por cierto, un comentario decía que me cerraron la boca con plata.
Decía que lo decían en la radio.
Por Dios, como puede haber gente tan tonta en la radio.
Insisto, si la cosa se hubiera arreglado con plata, el loco no habría quedado como el matón que es, y yo no habría contado el episodio del auto negro. Es simple, es claro.

En fin, que el motivo del post es hablarles de este duelo que tanto duele.

Después de la locura de Lima, del destape en lo de Magaly, de la genial entrevista que salió al aire anoche en Día D, digamos que pasó la euforia y todo pretende volver a la normalidad.
Pero en mí esa normalidad no existe, desapareció, no la encuentro.

Desde que decidí hablar por primera vez en El Comercio, han sido dos meses de incesante batalla, de infinita lucha, de esquivar dardos y reponerse para volver al ataque.
La pelea me engrandeció. Tuve que crecer para enfrentar al mounstruo, volverme una bestia salvaje yo también para no dejarme aplastar por el enemigo.
Fue duro, desgastante, agotador.
Hasta que regresé de Lima, me encontré con la sorpresita, me asusté, apagué el incendio y me quedé sin ganas de nada.
Anoche, viendo la entrevista de Día D, me dí cuenta de que todo estaba finalmente aclarado.
Quien quiera oír que oiga, quien quiera -y pueda- entender, que entienda.
El resto, allá ellos.

Ahora me encuentro haciendo lo que mi psiquiatra llama el reposo del guerrero.
Estoy retirado en mis cuarteles de invierno, gozando de la paz del anonimato y sabiendo que la guerra terminó.
No me queda claro si he salido ganando, si me han detruído o si simplemente a nadie le importa.
Lo único que sé ahora es que ya no tengo más ganas de pelear.

Que ya no lo odio, que el rencor y el despecho fueron desapareciendo con cada una de mis bombas envenenadas.
Que ya le dije todo lo que debía decirle, que tengo clarísimo que jamás volveré a verlo y que de los hechos sucedidos en los últimos dos meses no se vuelve.
No se vuelve de mis agresiones, de mi infidencias develadas, de mis ataques constantes hacia él y la enana.
No se vuelve de sus amenazas, de sus mentiras y de sus actos mafiosos.
De nada de eso se vuelve, como tampoco creo que sus hijas puedan regresar de la humillación pública a la que fueron sometidas.

Y como tengo tan claro que el regreso es imposible, mi duelo se hace cada vez más presente.
Es un duelo que duele, que duele como mierda porque sabes que todo es historia.
Que no habrá más besos, abrazos, protección, consejos. Que nunca más nos tomaremos de la mano, que ya no hablaremos en la cama hasta las cuatro de la madrugada, que no saldremos a ningún restaurante y nunca, jamás, volveremos a ir juntos al cine.
Que ahora me odia y yo lo detesto, que nos hicimos un daño del carajo y todo terminó de la peor manera posible.

Pero lo bueno de todo esto -si nos ponemos optimistas-, es que tal vez era necesario agredirse hasta más no poder para terminar de matar al otro. De repente fue bueno hacernos las más terribles perradas para saber que el otro jamás nos perdonaría y que todo, por fin, se habrá terminado.

Por eso no me arrepiento de lo que pasó.
Porque ahora estoy mal y hay días, como el de hoy, en los que todo duele mucho.
Pero basta recordar las locuras del pasado para saber que todo esto me hizo bien.
Porque estoy saliendo, estoy creciendo, y cuando uno crece, como los dientes que le salen a los niños, es un proceso doloroso pero necesario.

En conclusión, he amado, he odiado, me he vengado, he crecido, he dejado atrás lo malo y ahora ya no queda nada.
Ahora comienza la parte final del duelo, la que mi psiquiatra describe como la más dolorosa.
Es tiempo de recordar las cosas buenas del otro, pensar en los momentos vividos con cierta nostalgia y dejar de odiarlo, no pensar más en destruirlo, en vengarse a cualquier precio.

Ahora pienso en los buenos momentos aunque duela, y cuando el dolor se torna insoportable, basta recordar las locuras del loco para darse cuenta que nada podía ser peor que eso, que ya vislumbré la salida y me costó tanto encontrarla que, por nada del mundo, sería capaz de volver a entrar.

Aunque afuera duele, afuera estoy viviendo un duelo que duele y que espero pase pronto porque ya no tengo más ganas de seguir llorando .

Gracias

A Maribel, de Día D, una periodista en serio.

A Pamela Vertiz, la presentadora, una conductora en serio.

A toda la producción de Día D, un programa en serio, bien editado, imparcial.

Ahora entiendo por qué todos los domingos le ganaba a El Francotirador.

Gracias por ver la entrevista, ese polo me sentaba terrible con el micrófono al cuello, me quedaba medio pecho afuera, ¡como no me avisaron!

Besos

domingo, 6 de marzo de 2011

Hoy

Esta noche, a las diez, en Día D, una entrevista en serio.

¡Ojalá puedan verla!

Besos.

sábado, 5 de marzo de 2011

No lo puedo evitar

Aunque el blog haya cerrado sus puertas, mantengo la maldita costumbre de seguir la prensa peruana.
Viendo los diarios de hoy, vino a mi mente una controversial fórmula matemática:

Productora X + affaire = little tree

Don't mess with me, honey, que el ventilador sigue prendido y queda mucho polvo bajo el tapete...

jueves, 3 de marzo de 2011

Adiós

Queridos lectores:

Este, mi último post, no tendrá ni humor ni ironía ni una prosa rebuscada.
Más que una entrada al blog, es una carta de despedida que escribo con mucha tristeza, cansancio y confusión.
Sepan disculpar la falta de atención y cuidado en la redacción de que lo que les voy a contar, pero no estoy inspirado ni tengo muchas ganas de seguir escribiendo.

Ahora, simplemente les digo adiós.*

Gracias a todos mi lectores, los llevo siempre en el corazón.

Luis Corbacho

*Este post fue modificado por razones personales, sepan comprender.

Ya vengo

Estoy en Buenos Aires.
Han pasado cosas horribles.
Cuando solucione todo les cuento, pero este puede ser uno de mis posts finales.
Lo siento, les agradezco infinitamente la enorme cantidad de comentarios amables.
Pero la seguridad de mi familia es prioridad.
Besos a todos y todas.

martes, 1 de marzo de 2011

No tengo FB

En lo de Magaly olvidé mencionar que NO tengo Facebook ni Twitter.
Las páginas que hay con mi nombre son falsas, así que a quienes recién me conocen por la tele, les aclaro eso, ¡no se dejen engañar por un tonto que se hace pasar por mí!
Besos.

Al matadero...

Casi las siete y media en Lima.
Ya pasan a recogerme.
Ahora me vinieron los nervios y un miedo atroz.
¿En qué me he metido?
Ojalá salga todo relativamente bien.
Gracias por los comments, son miles, luego a la noche los subo.
Besos a tod@s, wish me luck!

pd. hoy me corté el pelo y no me gustó, ya me verán peladito en poco más de una hora...

Jacuzzi


Peluchito lindo, aquí te espero, solo en mi jacuzzi.
¡No me falles!