Búsqueda personalizada

jueves, 10 de febrero de 2011

Acerca de hoy

Hola enana incestuosa, arribista y rompe hogares.

Hoy te leí. Me llamó la atención cuando dices que tu criatura, eso que llevas dentro y vaya uno a saber si es de tu hermano, del loco, de tu ex o del vecino, ha sorteado los ataques de los indignos.

Déjame decirte esto, cerdito cara de chuky:

Indigna eres tú, que te acuestas con tu hermano.

Indigna eres tú, que has separado a dos hijas de su padre.

Indigna eres tú, que te ríes al ver como esas chicas se quedan en la calle.

Indigna eres tú, que te agarras a un tipo que está de novio hace ocho años justo cuando su chico acaba de enterrar a su propia hermana.

Indigna eres tú, que miras de reojo, como si no te importara, cómo el "amor de tu vida" se mata de a poco con diez pastillas diarias.

Eso es lo que eres: un mujer indigna que no ve el momento de que el supuesto padre de su hijo muera para quedarse con la fortuna de la vieja millonaria.

Plata no te va a faltar, eso está claro.

Yo me pregunto, ¿Con quién la compartirás? ¿Con tu hermano violador?

¡Enfermita!

pd 1. El psiquiatra me dijo que debo descargar mi ira, así que este post y muchos otros más que vendrán me resultan sumamente saludables.
Cuando arranque con los entretelones sobre la mafia de su frustrada candidatura, la cosa se pondrá aun más picante.
pd 2. ¿Vieron que la supuesta concepción fue producto de un indebido porrito? (ella misma lo cuenta hoy). ¿Vieron que mis declaraciones en la primera columna que escribí para El Comercio no eran falsas?
Paciencia, que poco a poco se irán develando los misterios...