Búsqueda personalizada

domingo, 30 de enero de 2011

Respuesta

Loco, payaso, drogadicto, suicida, homosexual, escandaloso. Todos elogios inmerecidos. (Ver El Nuevo Herald)

¿Qué tal si te llamamos padre abandónico?
¿Qué tal te va padre que deja a sus hijas en la calle?
¿Qué tal te queda padre que las echa de su propia casa exponiéndolas en la prensa?

¿Más elogios inmerecidos?

Chúpate esa mandarina, que lo tuyo con ellas no tiene perdón.

Y volvemos al instinto maternal, paternal o lo que sea.
Mucha barriguita en la portada de Cosas, mucho anillito de Tiffany e infinitas demostraciones de cariño por esa vida que está por llegar.
Pero aquí, en el mundo real, en lo que tú llamas Lima la horrible, hay dos niñas que se quedaron sin padre, sin casa y sin vida privada.

Por tu culpa, por tu culpa y por tu gran culpa.