Búsqueda personalizada

lunes, 31 de enero de 2011

Adelanto Candy



Mañana inauguramos febrero con una escena de mi nueva novela, Candy.

Enero fue nuestro primer mes, y alcanzamos las cien mil visitas en menos de tres semanas de vida.

No tengo más que palabras de agradecimiento para todos ustedes.

Ahí va el texto de contraportada del libro publicado en varios países. Ojalá en Perú alguien se anime, pese a las amenazas de los poderosos.

 

Candela es madre soltera, vive con sus padres y su hija y sueña con una vida de revista que parece inalcanzable. Inés y Alberto llevan un matrimonio eterno, cargado de frustraciones y cuentas pendientes que siempre quedan postergadas. Miguel está recién casado y siente la necesidad de alejarse de los problemas familiares para intentar ser feliz. Martín se debate entre asumir su sexualidad y cumplir con los mandatos de una sociedad conservadora.

Candy cuenta la historia de la familia Vidal, atravesada por un inesperado dolor que cambiará sus vidas para siempre.

Inspirado en un hecho real, este relato intenso, por momentos desgarrador, no deja de lado la ironía y el humor ácido a pesar de las terribles circunstancias que narra.

 “Entonces madre e hija lloraron abrazadas, sintiendo el dolor de la derrota, el terror a la muerte que se anunciaba con más fuerza. A los pocos segundos, Clarita comenzó a gritar desconsoladamente, como si entendiera todo, y el llanto de esa niña, tan primario, tan inocente, bastó para que Candela hiciera lo imposible por secar sus lágrimas y fingir que todo estaba bien. Inés también sintió la urgencia de recomponerse, la responsabilidad de estar entera para que el resto no se desmoronase. Así, las tres se fueron calmando de a poco, y luego Clarita hizo otra de sus monerías, logrando robarle una sonrisa a su madre y a su abuela.”